martes, 9 de mayo de 2017

GATOS PARDOS EN EL PIAMONTE

Los que me conocen saben que me encanta conducir. Y los fines de semana conduzco mogollòn una Ducato de la época de Viriato, con la palanca de cambios màs dura que el pan de ayer.

Y me lo paso guay. Y los chavales también. Si no, miren.

No està muerto.

Angel, a pesar de todo, siempre mantiene la compostura
Y mira que se me han cruzado ya una docena de gatos pardos por la carretera, pero ni eso les inquieta.

5 comentarios:

  1. Terrible imagen. Jajajaja

    Me alegro que estén cansados pues eso significa que están aprovechando el tiempo

    ResponderEliminar
  2. Que tal sigue funcionando la furgo?
    Que buenos ratos se pasan allí!
    Viajar con compañeros es de los mejores placeres de la vida.

    ResponderEliminar

CLASES DE ESPAÑOL

Voy a hacer esfuerzos denodados por no usar la  Ñ, que es un conazo. Maria y yo estuvimos a las 11 h dando clase a unas chiquitas ital...